Depresión, la experiencia del dolor

 

¿Qué entendemos por depresión?

 

depressionLa depresión, entendida clínicamente, se define como un trastorno del estado de ánimo que puede ocupar un determinado período de tiempo o prolongarse en el mismo. Se caracteriza por la fuerte presencia de tristeza, decaimiento y culpabilidad.

Comporta anhedonia, incapacidad para disfrutar, y muchas veces supone ansiedad y pérdida de autoestima.

La experiencia depresiva en sí, es un proceso dinámico en el que la intensidad y la naturaleza de la misma se puede ver afectada por los cambios que se produzcan en relación al momento vital de quienes la padecen, los problemas que atraviese y cómo se enfrenten a ellos. Pero sobre todo radica en una alta sensación paralizante que acarrea un sentimiento de peligro.
Cuando se sufre depresión la ausencia de sentido de iniciativa, de afecto, de sentido de la vida misma, permea la existencia y son completamente manifiestos. El dolor afectivo se revela y se torna imposible de controlar. Se produce una fractura en la identidad debido a que la depresión interactúa en todos los rasgos de la personalidad. Frente a esta enfermedad algunos individuos actúan con valentía, durante y después del proceso y otros se muestran impotentes.

Es importante entender que si bien es cierto que en algún momento de su vida y dadas las circunstancias,  cualquier persona puede llegar a desarrollar  este trastorno también es cierto que cualquiera está en condiciones de batirse contra el mismo. Pueden haber individuos cuyos síntomas le acosan de forma terrible y a pesar de eso son capaces de alcanzar verdaderos éxitos en su vida y en cambio otros, quedan absolutamente abatidos por las expresiones más moderadas del trastorno.

Cuando las personas interactúan con gente que sufre depresión, esperan que su recuperación sea rápida: nuestra sociedad es poco tolerante con el desánimo. Los familiares y el entorno más cercano, muchas veces tienen el temor de verse arrastrados y no desean quedarse envueltos por un sufrimiento tan insoportable. Cuando un individuo se encuentra hundido en la depresión, no puede hacer otra cosa más que pedir ayuda, en el caso que se halle en condición de hacerlo, pero hay que reconocer que es de vital importancia, que pueda aceptarla.

 

stormEl origen de la depresión

Normalmente el origen  se encuentra relacionado con el hecho de atravesar determinados acontecimientos vitales. Muchas veces la vida supone muchísimo dolor y la experiencia del dolor, que tiene una intensidad muy específica, también denota la capacidad de nuestra fuerza vital. Es muy importante transformar el sufrimiento, pero no ignorarlo ni borrarlo de nuestra memoria.

 

El trastorno de la depresión es de origen multifactorial, éstos son algunos indicadores:

  •        Sufrir estrés prolongado en el tiempo.
  •        Exposición a hechos o vivencias traumáticos.
  •        Duelo no resuelto.
  •        Consumo de alcohol, drogas.
  •        Factores de predisposición como la genética.
  •        Factores relacionados con algún condicionamiento  educativo.

La alimentación podría jugar un papel determinante en el desarrollo de la enfermedad, ciertos estudios indican que la falta o exceso en el cuerpo de algunos oligoelementos  y vitaminas, puede  predisponer a la depresión.
Otro factor de riesgo, pero uno de los más importantes, es el género. Comparando con los hombres, las mujeres presentan una tendencia mayor a sufrir depresión en algún momento de sus vidas.

 

Entre los síntomas más comunes del trastorno se encuentran:

  •        Bajo estado de ánimo o irritable.
  •        Pérdida de interés en actividades de la vida diaria.
  •        Problemas para conciliar el sueño o exceso del mismo.
  •        Variaciones en el apetito, conllevando aumento o pérdida de peso.
  •        Falta de energía y cansancio.
  •        Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa.
  •        Poca concentración.
  •        Enlentecimiento o agitación psicomotriz.
  •        Inactividad y retraimiento de las actividades usuales.
  •        Sentimientos de desesperanza y abandono.
  •        Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio.

 

Tipología de la enfermedad

Existen múltiples expresiones del trastorno, que se manifiestan por diferentes desencadenantes:

 

  • Trastorno distímico, forma leve de depresión.
  • Trastorno depresivo mayor, episodios mayores únicos o recurrentes con presencia de al menos cinco de los síntomas anteriores, durante al menos dos semanas.
  • Trastorno ciclotímico, ánimo y energía elevados, con o sin irritabilidad junto con depresión.
  • Trastorno afectivo estacional, se produce en una época del año, suele ser el invierno.
  • Depresión bipolar, fase depresiva de dicho trastorno.
  • Trastorno depresivo asociado a duelo patológico, el duelo no resuelto como posible detonador de una depresión.
  • Depresión postparto, incluye los síntomas de la depresión mayor.
  • Trastorno disfórico premenstrual, síntomas depresivos que ocurren una semana antes de la menstruación y desaparecen después del ciclo.

 

Fuentes:

SOLOMON, A., El demonio de la depresión. Ed. Debate, 2015.

VÁZQUEZ, F.L.; OTERO,P.; BLANCO, V.; TORRES, Á.J., Terapia de solución de problemas para la depresión. Alianza Editorial, 2015.

3 thoughts on “Depresión, la experiencia del dolor

Deja un comentario

Clinica EOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies