La Terapia Cognitivo Conductual y su enfoque

¿Qué es lo que define a la Terapia Cognitivo Conductual?

 

La terapia cognitivo conductual es un enfoque dentro de la psicología que basa su tratamiento en la vinculación del pensamiento y la conducta.

En esta terapia se utilizan diferentes tipos de técnicas: la reestructuración cognitiva, el entrenamiento en relajación y estrategias de afrontamiento y de exposición.

El objetivo fundamental de la terapia cognitivo conductual es lograr a través del trabajo consciente, ir eliminando de a poco cierto tipo de reacciones emocionales y conductas contraproducentes que afectan negativamente a la persona.

La terapia cognitivo conductual sostiene que las emociones y conductas de las personas están influidas por su percepción acerca de lo que lo rodea y experimenta. En sí no es la situación lo que genera en la persona cierto tipo de respuestas emocionales si no, por el contrario, la percepción e interpretación de aquello que le sucede.

Para la terapia cognitivo conductual la percepción que tienen los individuos sobre sí mismos y sobre los que rodea es totalmente determinante y tiene un efecto directo acerca de cómo sienten y actúan.

 

Aspectos a destacar de la terapia cognitivo conductual:

  • La brevedad
  • Centrado en el presente, en el problema y en la solución.
  • Carácter preventivo de futuros trastornos.
  • Estilo de cooperación entre paciente y terapeuta.
  • Importancia de las tareas de autoayuda a realizar entre sesión y sesión.

 

La terapia cognitivo conductual es muy útil para lograr la modificación de aspectos tanto a nivel emocional como de la conducta. Mediante la transformación de esquemas erróneos y de pensamientos automáticos que no favorecen al bienestar de la persona y a través de pautas muy concretas.

Estas pautas se basan en tres principios técnicos básicos:

 

  • El empirismo colaborativo: en equipo el profesional y el paciente indagan en los sentimientos, significados, deseos y conductas.
  • Elaboración de una hipótesis de trabajo y diseño ejercicios para contrastarlos en la práctica y en el día a día de la persona.
  • El descubrimiento guiado y el diálogo socrático: elaboración de preguntas para lograr el conocimiento por parte del paciente en lugar de ser por el impuesto por el terapeuta.

 

¿En qué casos resulta particularmente útil la terapia cognitivo conductual?

 

  • Ansiedad
  • Agorafobia
  • Ataques de pánico
  • Control de la ira
  • Trastorno obsesivo compulsivo
  • Estrés
y estrés post-traumático
  • Trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDA y TDAH)
  • Trastorno bipolar
  • Trastorno de límite de la personalidad
  • Esquizofrenia
  • Desórdenes alimenticios
  • Adicciones
  • Trastorno afectivo estacional
  • Somatización
  • Baja autoestima
  • Dificultades en relaciones
  • Duelos, separaciones y divorcios

 

 

En Clínica EOS podemos ayudarte, no dudes en consultarnos cualquier tipo de duda que tengas.

 

Imágenes:

Designed by Freepik   goo.gl/cwY6te   goo.gl/GY65po

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Clinica EOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies